Preguntas frecuentes

Ahora ya es posible apostar por la depilación definitiva en cualquier tipo de pieles.

La frecuencia cambia en función de la zona. La media es cada mes y medio, y con el tiempo puede ampliarse a 2 ó 3 meses.

Tras una sesión de depilación láser, lo habitual es que el vello vuelva a brotar; parte de ese vello se caerá mientras que otro crecerá.

Si quieres eliminar el vello antes de la siguiente sesión puedes hacerlo las veces que quieras rasurándote con cuchilla. Para evitar irritaciones mejor hacerlo en la ducha con la zona mojada.

Todo depende del tipo de peeling que te hagas en cabina y del tipo de piel.

Para un peeling casero los tiempos deberían ser:

  • Si tienes la piel grasa: 1 ó 2 veces por semana.
  • Si tienes la piel seca o sensible: cada 2 semanas.
  • Si tienes la piel normal o mixta: 1 vez por semana.

Sí es posible con tratamientos corporales en cabina para eliminar grasa, celulitis reafirmar los tejidos y con cuidados en casa.

Las manchas se puede eliminar mediante diferentes métodos de despigmentación: químicos, láser y con productos médico-estéticos. Lo primero es ponerse en manos de un profesional para conocer el tipo de manchas y valorar la mejor forma de eliminarlas.