Depilación

En nuestro centro de belleza Érase una vez… te damos la opción de depilarte como prefieras: la clásica depilación con cera que retarda el crecimiento del vello y además exfolia tu piel, la ancestral con hilo que es totalmente natural, precisa, limpia y tiene efecto peeling y la depilación láser llamada “la depilación definitiva” ya que además de ser rápida y segura, te olvidas del vello para siempre. ¿Cuál es la tuya?

Depilación con hilo

La depilación con hilo es una técnica milenaria natural que proviene de la India y la antigua Persia en la que se usa un hilo de algodón tratado. La técnica consiste en atrapar el vello entre los hilos de forma que se extrae de raíz. El método es limpio, casi indoloro, tarda más en crecer que otros métodos, evita irritaciones, no pincha cuando vuelve a salir, tiene efecto peeling y no hay que esperar que esté muy visible para poder extraerlo.

Depilación láser IPL

Es la llamada “depilación definitiva” ya que tras varias sesiones en la mayoría de los casos puedes olvidarte del vello para siempre. El número varía dependiendo de la zona a tratar y el tipo de pelo.

Es un método seguro, sencillo y apto para todo tipo de pieles y para cualquier parte del cuerpo. Permite depilar zonas amplias, evita que el vello se enquiste y no produce daños y deja la piel tersa y suave.

Depilación con cera

La depilación con cera es la más tradicional de todas. Tanto con cera en formato roll-on para cualquier zona como la cera caliente para zonas más pequeñas del cuerpo donde el vello es más grueso y de más difícil manipulación no tiene limitaciones de uso ni contraindicaciones. Consigue debilitar y retardar el crecimiento del vello además de tener un efecto peeling al exfoliar la piel.

Suele ser el primer método que utilizamos tanto hombres como mujeres por la fácil accesibilidad y rapidez.